El toque humano y las métricas de emotividad y reputación online

Reputación online

Baruch Fischhoff y John Kadvany concluyen su breve ensayo Risk con una afirmación que a estas alturas ya requiere pocos añadidos: el 70% del valor de una empresa reside en intangibles. Podemos debatir qué englobamos dentro de esos intangibles, pero eso sólo modificará ligeramente las implicaciones de esta situación.

En una primera aproximación, resulta evidente que parte de ese valor intangible reside en el capital humano de la empresa. En todo grupo de trabajo se aúnan muchos trasfondos, mucha experiencia y conocimientos acumulados. Para ponerlos en valor adecuadamente es imprescindibles abrir las vías internas adecuadas para el flujo interno de ese conocimiento dentro de nuestro equipo para aventajar a la competencia.

Yendo un poco más allá, otra porción importante de ese valor intangible reside en el valor de la marca. Ese valor está vinculado al conocimiento de la misma pero con la llegada de Internet se hace perentoria la necesidad de considerar aspectos que otrora podían ser ninguneados como la reputación de esa marca.

Muchas herramientas prometen evaluar lo que se dice de nuestra marca en base a algoritmos que al final rankean y puntúan unos hipotéticos sentimientos que los usuarios muestran por nuestra marca. No es sólo que la forma en que se construye ese algoritmo condicione las respuestas, es que si el resultado cambia al cambiar el algoritmo, ¿podemos tomárnoslo en serio? La reputación, midamos lo que midamos, es la misma antes y después de la modificación del algoritmo, ¿cómo confiar en una herramienta y un resultado completamente penetrados de posibilidad? No parece muy fiable.

Hace unos días alguien me contaba que en su ámbito de trabajo (lingüística) que hay tareas donde el toque humano es imprescindible porque no hemos enseñado a las máquinas a hacer mejor ciertas tareas. Yo recordaba lo que dijimos en su día acerca del toque humano en análisis de redes sociales, porque enseguida pensé que había mucha analogía con lo que me estaban contando. Sin duda, la medición de reputación online es otro de esos ámbitos en el que los especialistas tenemos, todavía, un papel que desempeñar.

Toda métrica automática ha de pasar finalmente por un equipo de analistas que puedan no sólo sondear la red para detectar crisis en estado embrionario, sino trazar hojas de ruta que nos permitan mitigarlas, prever posibles cambios y, finalmente, responder ante ello con anticipación.

Imagen de Jose Alcántara
Jose Alcántara es consultor de innovación especializado en redes y toma de decisiones tecnológicas, y socio fundador de Cartograf.
Es autor de dos libros publicados, La sociedad de control (2008) y La neutralidad de la Red (2010). Publica análisis (casi) diariamente en Versvs.

Comentarios

4
Imagen de Gonzalo Martín

Un ejercicio al paso: hagamos la siguiente propuesta, marca = identidad .... y resulta que los que entendemos un poquito, tampoco mucho, de redes e internet ya sabemos marketing...

Imagen de Bianka Hajdu

Desde que el cliente es co-productor, desde que vendemos y compramos no bienes materiales sino servicios, los que más comunican e interactúan son los que más pueden saber de marketing. Y en Internet se comunica y se interactúa mucho...

Imagen de www.versvs.net

Pingback: http://www.versvs.net/anotacion/mentiras-online-retos-y-final-triste.

… bastante. Lo cual me lleva a pensar que si en entornos online algo tan sencillo como verificar un CV resulta trampeable, ¿cómo esperan que cuando hablemos de análisis de redes nos creamos cosas tipo Klout que se acercan sospechosamente a la magia …

Imagen de adastraerrans.com

Pingback: http://adastraerrans.com/klout.

… Jo, Jo, Jo. Etiquetas: klout, xkcd …