Comunicar y compartir en red: el oxígeno de la empresa distribuida

«Man writing» de Oliver Ray

Monty Widenius, el hombre que desarrolló MySQL, el gestor de bases de datos libre más utilizado del mundo, y lo vendió luego a Sun Microsystems, dirige ahora Monty Program, una empresa que podríamos llamar distribuida o abierta. Tiene una veintena de trabajadores, físicamente dispersos por el mundo, que colaboran en el desarrollo de MariaDB, un fork libre de MySQL. De Monty aprendimos, paseando por Bilbao en febrero del año pasado, que por tener a los mejores en tu equipo vale la pena renunciar a una oficina física y buscar formas alternativas de articular la colaboración.

Automattic, que ofrece entre otras cosas el gestor de contenidos libre WordPress como servicio con modelo freemium, es otro ejemplo de empresa distribuida. Sus más de 100 trabajadores están en 24 países y 79 ciudades de las que sólo en 7 hay más de un «automattiano». No tienen oficina, ni horario fijo. Lo que les salva del caos del día a día, es el uso que hacen de la herramienta que al mismo tiempo es su principal producto, el blog, para comunicar y compartir. Para Automattic, convertir en hábito la práctica de relatar el trabajo es tan fundamental que enfocan en ello gran parte del proceso de integración de personas nuevas. No es de extrañar que sea así porque es una práctica poderosa que, ella sola, puede abrir oportunidades nunca antes vistas de ampliar y remezclar conocimientos y mercados, seamos profesionales independientes, empresas o cualquier otro tipo de organización. Es una de las bases para convertirnos en organizaciones distribuidas.

Si tuviera que resumir en una sola frase el beneficio del hábito de comunicar y compartir el trabajo propio, diría que para la persona, revoluciona el aprendizaje y, para la organización, revoluciona la generación de conocimiento. Seguramente conocen el dicho de «dime algo y lo olvidaré, enséñame algo y lo recordaré, hazme participe de algo y lo aprenderé». Relatar el trabajo tiene capacidad de ampliar en gran medida la tercera parte, la más valiosa, del dicho, acercándola a la experiencia de trabajar juntos físicamente.

Por el gran valor que aporta este hábito, la elección de la herramienta no puede ser sino de importancia estratégica. Sabemos que las herramientas digitales son sistemas con intenciones, que «entrañan mundos» o, al menos, una cierta manera de ver las cosas que influye en el resultado. El hecho de que muchos posts que entran en la categoría de «relatar el trabajo» sean cortos —de la misma manera que muchas conversaciones del día a día también lo son— no significa que la herramienta más adecuada sea, por ejemplo, Twitter, por muy de moda que esté. Twitter, en concreto, tiene serias limitaciones para ser usada como herramienta de relatar el trabajo por una razón muy sencilla: lo que hace la herramienta y el acceso a los datos está completamente fuera de nuestras manos. Es una pérdida de autonomía indeseable, tratándose de una competencia clave como la de aprender a aprender (pensando en personas) o la de la generación de conocimientos y mercados (pensando en empresas).

La buena noticia es que herramientas adecuadas no faltan: el mismo P2 de WordPress está optimizado para la colaboración, incluyendo el posteo inmediato que caracteriza muchas situaciones del día a día. Siendo software libre, instalarlo en un servidor de nuestra elección no tiene coste más allá del hosting y la dedicación en tiempo del técnico. Esto a su vez permite, y es un aspecto importante, acceso ilimitado a todas las conversaciones, algo que no ocurre en plataformas centralizadas como Twitter. De ese modo, minilogs personales y de empresa pueden convivir con blogs de las mismas personas, quienes seleccionan, de un mismo interfaz, la herramienta más adecuada para cada acto de compartir, dependiendo de si se trata de un enlace, una actualización de estado, un dato a secas, una imagen, una idea, una reflexión o un ensayo. El futuro es de personas y empresas con identidad fuerte. Para éstas, decidir con criterio y en línea con la propia identidad sobre las herramientas de comunicar y compartir (las generadoras de identidad), es un hábito como lo es relatar el trabajo (y la vida :) y compartir el relato.

[Ilustración: «Man writing» de Oliver Ray]

Imagen de Bianka Hajdu
Bianka Hajdu es analista en Cartograf. Defensora del software libre, se especializa en usabilidad, optimización y analítica web/móvil, inteligencia competitiva, entornos personales de aprendizaje y gestión de conocimiento. También escribe en su blog y en Con tu Negocio.

Comentarios

14
Imagen de Jose Alcántara

Me parece especialmente relevante que tanto MySQL como MontyProgram como Automattic desarrollan software libre, demostrando que las empresas que quieren coger la ola de los tiempos que corren tienen en esta manera de entender el software y la creación como fruto de un trabajo personal que es devuelto a la comunidad una vía para lograr sus objetivos generando a su vez un gran valor para todos, accionistas, stakeholders y despistados que ni siquiera son conscientes de ello pero están utilizando software libre.

Imagen de nadie666

Interesante artículo.

Supongo que lo conocerás, pero la última versión de StatusNet me ha sorprendido gratamente. No solo es un twitter sin límites artificiales al número de carácteres sino que ahora también provee de mecanismos simples para realizar votaciones, añadir bookmarks compartidos, eventos o realizar preguntas abiertas.

Imagen de Jose Alcántara

Pues según parece la versión de Status que yo probé (hace ya bastante) se parece ya bien poco a lo actual. Le echaré un ojo, porque yo tuve uno instalado en su día y tenía limitación de caracteres y no poseía esas funciones que comentas. Con todo lo que dices, es posible que sirva para algo :)

Imagen de nadie666

Yo en mi servidor uso la 0.9.7fix1, no es mucho más que un twitter, pero la limitación de carácteres la puedes cambiar en la herramienta de administración sin problemas.

La versión que estoy probando en mi trabajo es la 1.0.1 y tiene todas las características que comento, ha habido un GRAN cambio :)

Imagen de Jose Alcántara

Ya hemos añadido el probar ese nuevo Status a las tareas pendientes que, por cierto, gestionamos también con software libre (My Tiny Todo) :D

¡gracias!

Imagen de Bianka Hajdu

Gracias por la recomendación, me interesa probar Statusnet, que no lo conocía. Su evolución, me imagino, estaría estrechamente ligada a las necesidades de los usuarios y que haya dejado atrás la limitación de caracteres (a primera vista ingeniosa y rebelde, a la hora de verdad, bastante estúpida) me parece significativo.

Imagen de www.versvs.net

Pingback: http://www.versvs.net/anotacion/curacion-centralizacion-etica-hacker.

… embargo, cabe preguntarse si no hay otra forma de hacer las cosas que no sea la búsqueda de una centralización. Bianka publica hoy un gran artículo en Cartograf sobre la comunicación y la compartición en red como el proceso que mantiene vivas a las empresas abiertas. Dice Bianka que compartir en la web tiene dos efectos buenos: para la persona, revoluciona …

Imagen de hackingastrology.net

Pingback: http://hackingastrology.net/2012/03/15/knowledge-generation/.

… Hajdu, in Cartograf.net Mercury, the planet of comunication, knowledge and …

Imagen de www.biankahajdu.com

Pingback: http://www.biankahajdu.com/2012/05/15/pensando-sobre-correo-electronico-blogs-internos-y-software-libre-para-colaborar/.

… hace gracia encontrarme esta recomendación justo ahora, entre otras encaminadas a fomentar el aprendizaje informal. Hace apenas unas horas que comentamos en Cartograf la necesidad de repensar los flujos de comunicación internos alrededor de algunos proyectos. No quiero un mundo sin email, pero sí tengo ganas de experimentar con algunas herramientas de software libre en la comunicación interna de las que hasta ahora …

Imagen de Nuria (editora con carrito)

En el 2001 yo estaba en México cuando recibí un mail desde Bilbao de un antiguo compañero de universidad. Estaba formando equipo para lo que entonces era "un portal web del Eroski" y luego fue Consumer.es. El proyecto era muy interesante (total libertad informativa e información útil para los consumidores) pero tuve que decir que no podía ser "ahora estoy en México, y en dos meses empiezo un máster en Barcelona"... y aquí viene lo mejor, que Iker me dijo "da igual, te quiero como mano derecha, trabajaremos todo online"... Y efectivamente, así fue, creo que no mucha gente sabe que un portal como Consumer.es (que cuando yo lo dejé, hace 4 años) tenía unas 200.000 visitas diarias, y más de 400.000 suscriptores a sus boletines, se gestiona internamente gracias a una wiki, que fuimos configurando y construyendo entre todos para ajustarse a nuestras necesidades de comunicación interna, que no eran pocas: responsables de sección, redactores, diseñadores, programadores... Como decía Iker, probablemente éramos la única redacción distribuida que existía en España, cada uno estábamos en una punta de la península y hacíamos los horarios que queríamos, compartiendo nuestro día a día en la wiki y dejando allí todo apuntado para los demás: calendario de publicaciones, previsión de temáticas, reparto de artículos, correcciones, titulares de los boletines, fotografías...

En fin, ya sea a través de una wiki, un blog o cualquier otra herramienta, queda claro que una buena comunicación es la clave angular del buen funcionamiento de una empresa distribuida (e incluso de las no distribuidas).

Imagen de Bianka Hajdu

Me encanta el ejemplo que traes y más que esté basada en tu propia experiencia. Mirando las fechas, es anterior a los dos ejemplos del post :) Me parece relevante que la herramienta que usábais fuera un wiki para darse cuenta de que, para sacar adelante proyectos de verdad, no sirve cualquier herramienta de moda. Tienes razón en que la comunicación es el oxígeno de cualquier empresa. En el caso de las que trabajan de forma geográficamente distribuida, la falta de oxígeno se nota mucho antes pero en todas empresas tiene consecuencias serias a medio-largo plazo. ¡Un saludo y muchas gracias por compartir tu historia!

Imagen de Nuria (editora con carrito)

Yo soy fan de las wikis desde aquel momento, aunque no te creas que todo fue rodado. Al principio los periodistas no se terminaban de acostumbrar y sentían que "eso de la wiki" era una especie de herramienta de control. Con el paso del tiempo, sin embargo, no sabíamos vivir sin ella, hasta el punto que era muy fácil que si decías "te he enviado un mail", te contestaran "apúntalo en la wiki". Yo siempre insisto en que lo importante no es la herramienta en sí, sino pensar bien para qué la vamos a usar y cómo, y que si el sistema (herramienta o suma de herramientas y procesos) está bien pensado y responde a las necesidades del equipo, lo demás vendrá solo.

Imagen de Bianka Hajdu

Herramienta de control, jeje :D Es que la curva de aprendizaje no se puede ahorrar si queremos crear valor. Y sí, hay que ser conscientes de la importante de esa etapa en la vida de cualquier proyecto cuando se trata de pensar el sistema que luego lo articulará todo porque más adelante cuesta más cambiar... que tampoco es excusa para no hacerlo. Respecto a las necesidades del equipo, las personas siempre tenemos preferencias en cuanto a herramientas y ahí, precisamente porque lo importante no es la herramienta sino la idea subyacente, creo que hay margen para la diversidad.

Imagen de www.biankahajdu.com

Pingback: http://www.biankahajdu.com/2012/05/24/teorias-del-aprendizaje-la-indagacion-progresiva/.

… decir, por supuesto, que disponiendo de las herramientas, su amplia aplicación sea fácil. Nada más lejos, me temo. Pero para los que sí están, en su forma de pensar, preparados para aprender y construir conocimiento en red, es un modelo y una guía útil. Posted may 24 , 2012 Categorized: Gestión del conocimiento Tagged: Indagación Progresiva, Teorías del …

Añadir nuevo comentario